Había una vez...Un cuento, un mito y una leyenda

495. Maul y Hina (Oceanía)

October 18, 2023 Juan David Betancur Fernandez Season 6 Episode 29
Había una vez...Un cuento, un mito y una leyenda
495. Maul y Hina (Oceanía)
Show Notes

Juan David Betancur
elnarrodororal@gmail.com

Había una vez en una de lo que hoy conocemos como Oceanía, un hombre llamado Maul que significa roto. Este hombre se debía a que tenía un aspecto inusual. Tenía la cara torcida, la espalda doblada por una pronunciada joroba y en su caminar rengueaba de una de sus piernas, lo que lo hacia más notorio. 

Pero Maui era un hombre poderoso. Nadie en aquellas islas tenia los poderes mágicos que el tenia, ni tenía la aguda inteligencia que el demostraba, ni las habilidades de  pesca  que tenía.

 

Por aquellas épocas sucedió que el sol deseando castigar a los hombres comenzó a caminar muy rápido por la bóveda celeste y así cuando salía los hombres no tenían tiempo siquiera de desperezarse y salir a trabajar ya que el sol pasaba tan rápido que la oscuridad volvía a surgir. Desesperados los habitantes de la isla recurrieron a Maul, quien preparo sus redes y subiendo a una alta montaña las lanzo sobre el sol y lo atrapo. Luego lo trajo a tierra y lo castigo de tal manera que este accedió a cruzar el firmamento de nuevo a paso normal para darle tiempo a los hombre de levantarse, ir a trabajar y volver a la casa. Debido a esto el sol ya ilumina de forma regular las tierras de Oceanía. 

 

Maui tenía un hermano llamado Kuri que era a diferencia de Maul muy buen mozo y atractivo: En la isla todas las mujeres se enamoraban de él. Maul, En cambio, a pesar de todos sus poderes y todas sus habilidades no tenia ninguna suerte con las mujeres jóvenes de la isla. Pero con el tiempo una hermosa doncella llamada Hina se fijo en Maul y este encantado le propuso vivir juntos en su cabaña cerca del mar. Enamorado de Hina, Maul salía todas las noches a pescar y debido a sus habilidades siempre traía los pescados más grandes, gordos y deliciosos, para delicia de el y su mujer Hina. 

Hina por su parte se volvió una experta cocinando los pescados y siempre ofrecía suculentos banquetes a su marido Maul. 

Pero sucedió que Kuri  el hermano de Maul, comenzó a visitar a la pareja atraído inicialmente por la dotes culinarias de Hina y luego atraído por la belleza de Hina. 

Kuri aprovechaba que Maul salía a pescar y con cualquier excusa pasaba por la casa de la pareja y comenzó a cortejar Hina. La presencia física  de Kuri, en contraste con la figura maltrecha de maul, llevo a que Hina se fijara en Kuri y ambos comenzaron a tener una aventura a espaldas de su marido y hermano. 

Hina, enamorada de Kuri, comenzó a ocultar los mejores pescados para preparárselos por la noche a su amante y cuñado y Maul solo recibía los pescados más pequeños en su racion de comida. 

Maul comenzó a sospechar que Hina le estaba dando los pescados más pequeños y con mayor espinas Y le hizo el reclamo. 

 

Hina solamente le contestaba que así eran los pescados y que ella solo los cocinaba para el. Maul, inteligente y habilidoso como era, comenzó a marcar los pescados que recogía durante la noche y buscaba sus marcas al día siguiente cuando Hina se los daba. Noto que muy pocos de los pescados marcados llegaban a su plato y decidio establecer una trampa para su esposa.  

 

Muy enojado y triste, pensó en la forma de descubrir el misterio.  Aquella noche, antes de salir a pescar le dijo a su mujer. 

-No me esperes. Hoy he observado un gran número de peces nadando afuera de la isla, Pasare toda la noche en el caladero y de allí traeré numerosos pescados. No volveré sino hasta que salga el sol de nuevo por la mañana. 

Maui se embarcó en su canoa como siempre y comenzó a remar mar adentro, cuando sabía que ya Hina no lo podía ver se dio media vuelta y regreso a la costa cubierto por la oscuridad de la noche. 

Cuando se acercó a su casa, vio lo que se estaba imaginando. Su mujer reía y cantaba