Había una vez...Un cuento, un mito y una leyenda

504. El dragon de Wawel (infantil leyenda Polonia)

November 13, 2023 Juan David Betancur Fernandez Season 6 Episode 38
Había una vez...Un cuento, un mito y una leyenda
504. El dragon de Wawel (infantil leyenda Polonia)
Show Notes

Juan David Betancur
elnarrodororal@gmail.com

Había una vez hace muchos años en lo que hoy conocemos como Polonia un pueble que se encontraba cerca de una bella colina llamada por los habitantes de aquella región wawel. La población era muy bella y sus habitantes vivían muy felices, pero había un temor constante para todo ellos. En lo alto de la colina había una cueva que era habitada por un ser terrible y feroz. Este ser era una dragón que había viajado desde las tierras del norte y había encontrado aquella cueva donde vivir. 

Debido a que este dragón era muy grande necesitaba comer mucho todos los días y decidio que iba a aterrorizar a los habitantes de la población cercana para que ellos le suministraran la comida. 

Asi que una mañana el dragón salió de su cueva y volando sobre aquel pequeño pueblo aterrizo en la plaza misma del pueblo. Y allí todos los habitantes vieron como un ser enorme, con escamas resplandecientes que brillaban bajo la luz del sol, garras con grandes dedos que se movían aterrorizando a todos los presentes , una cola con grandes puntas en forma de abanico, una enorme cabeza coronada de miles de puas y  ojos que lanzaban chispas de fuego. El dragón viendo a los habitantes temblar de susto les dijo. 

Habitantes del pueblo. Yo soy el más fiero dragón de todas estas tierras y como podrán ver mi cuerpo requiere mucha alimentación. Para comer yo tengo dos opciones, venir al pueblo todos los días y devorar algunos de ustedes o permitir que ustedes me sirvan como ofrenda diaria 20 carneros bien gordos y jugosos. 

La decisión es de ustedes…. Los habitantes asustados se reunieron y entre todos decidieron que lo mejor era sacrificar las ovejas y los carneros que tuvieran para evitar que aquel dragón alado se acercara al pueblo y comenzara a devorar a todos y cada uno de los habitantes. 

Todos aceptaron que eso era lo mejor y enviaron un grupo de representantes a hablar con el dragón en la cueva en lo alto de la colina wawel. Entro los representantes había un zapatero que era conocido por su ingenio y su inteligencia. 

Cuando llegaron a la cueva, el dragón comodamente recostado contra las paredes de la cueva los recibió y los escucho decir que ellos le traerían los carneros y las ovejas puntualmente cuando el sol estuviera en lo más alto del cielo. Y así el podría comer a voluntad. 

El único de los enviados por el pueblo que no dijo ninguna palabra fue el zapatero que simplemente observaba atentamente al dragón  y se dio cuenta que este dragón no tenia muy buena capacidad para oler ya que cuando ellos entraban a la cueva oscura el dragón no se daba cuenta de su presencia inicialmente. 

Al otro día puntualmente los enviados del pueblo comenzaron a llevar los carneros y las ovejas, pero a medida que pasaban los días se empezaron a dar cuenta que no tenían muchas ovejas y carneros y que cada que le llevaban los 20 animales el numero de animales disponibles se hacia cada vez menor. 

Comenzaron a viajar a los pueblos cercanos en busca de nuevos animales y en uno de esos viajes el zapatero que se llamaba Krak paso por un lugar que estaba lleno de un material amarillo y que producia un olor terriblemente fuerte. Todos conocían este material como sulfuro y era un material que provenia de la salidas de los volcanes y que era muy fuerte al gusto. 

El zapatero lleno una carroza de aquel material y sin explicar porque lo llevo al pueblo. Al otro día cuando los habitantes comenzaban a matar las ovejas y los carneros para llevárselos al dragón, lleno estos animales de sulfuro y el mismo decidio llevarlos a donde estaba el dragón.

Con su carruaje lleno de ovejas y carneros llenos de sulfuro por dentro y sabiendo que el dragón no podría detectar el olor del sulfuro, llego a la cueva y depositando los animales en el suelo, llamo al dragón y rápidament