Había una vez...Un cuento, un mito y una leyenda

El corazón de una madre - Adultos

September 01, 2019 Juan Betancur Season 1 Episode 20
Había una vez...Un cuento, un mito y una leyenda
El corazón de una madre - Adultos
Chapters
Había una vez...Un cuento, un mito y una leyenda
El corazón de una madre - Adultos
Sep 01, 2019 Season 1 Episode 20
Juan Betancur

Había una vez un muchacho que estaba explorando sus primeras aventuras amorosas y en el proceso de conocer mujeres conoció una mujer que tenia un alma oscura y muy caprichosa y vanidosa. Esta mujer era básicamente la encarnación de el demonio, pero tenía una presencia muy bella y en apariencia era muy dulce. Pero su alma era mala. Pero el muchacho no lo sabia y como era tan bella se enamoro profundamente de esta mujer. 

 

Un día la mujer, que además era muy celosa, sorprendió al muchacho hablando por teléfono con la madre de el y como era tan celosa y  narcisista le dijo que le prohibía hablar por teléfono con su suegra ya que ella esperaba que toda la atención de el hacia ella y hacia nadie mas. 

 

El muchacho por el miedo de perderla decidió hacerle caso y aunque amaba profundamente a su mama y su mama igualmente lo adoraba, no volvió a llamarla por teléfono. Un día la mama de el muchacho se enfermo y a la casa de el muchacho que vivía con esta mujer de alma dura, llego una carta diciendo que la mama había sufrido de un ataque cardiaco y que solicitaba que su hijo la visitara. 

 

El hijo que aun amaba mucho a su madre, pero que estaba totalmente transtornado por la mujer, no hizo caso a la carta y decidió no visitar a su madre. 

 

Dos días mas tarde llego otra carta de la madre suplicándole al hijo que la visitara, que sabia que le quedaban pocos días y que su último deseo en su vida era ver a su hijo una vez más, y que su amor por el era tan profundo que le perdonaba como la había abandonado todo ese tiempo. 

 

Con lagrimas el muchacho leyó la carta de su madre y confrontando a la mujer le dijo que el quería ir a visitar a su madre que había sufrido de aquel ataque de corazón. La mujer que era el mismísimo diablo y muy manipuladora le dijo que solamente le permitiría ir a visitar a su madre si le entregaba a su madre el  cofre de oro que ella tenía. Y sin decirle nada al muchacho colocó en el cofre un encantamiento que se haría efectivo cuando el hombre abriera el cofre

 

El muchacho, totalmente embrujado, por tan bella y demoniaca mujer, salió hacia la casa de su madre con el cofre y entrando en la casa vio que su madre aun viva lo estaba esperando. Después de abrazarlo y besarlo, le dijo que no importaba que no la hubiera visitado o llamada anteriormente, que ella era su madre y que el corazón de una madre era tan grande que jamás lo dejaría de amar. 

 

El muchacho totalmente arrepentido de cómo había abandonado a su madre por aquella mujer le pidió disculpas a su madre y recordando el cofre de oro, se lo entrego como un regalo. La madre lo abrió y de el salió un encantamiento que convertía a aquel muchacho en un ser irracional y le obligaba a con un cuchillo sacar el corazón de la madre y colocarlo aun latiendo en el cofre de oro para luego llevárselo a aquel demonio. 

 

El muchacho tomado por el encantamiento de aquel demonio malvado que era su mujer, tomo un cuchillo y retiro el corazón de su madre aun palpitante y después de colocarlo en el cofre se dio vuelta y corriendo salió de aquella casa calle abajo y tan rápido iba corriendo que se tropezó con una piedra y se fue al piso dejando caer el cofre con el corazón aun palpitante de su madre

 

Y allí en el suelo, oyó como de el cofre, claramente se oía salir la voz de su madre que le preguntaba con todo la dulzura  que solo una madre puede ofrecer. 

Hijo mío te has hecho daño déjame te ayudo a pararte. 

Show Notes

Había una vez un muchacho que estaba explorando sus primeras aventuras amorosas y en el proceso de conocer mujeres conoció una mujer que tenia un alma oscura y muy caprichosa y vanidosa. Esta mujer era básicamente la encarnación de el demonio, pero tenía una presencia muy bella y en apariencia era muy dulce. Pero su alma era mala. Pero el muchacho no lo sabia y como era tan bella se enamoro profundamente de esta mujer. 

 

Un día la mujer, que además era muy celosa, sorprendió al muchacho hablando por teléfono con la madre de el y como era tan celosa y  narcisista le dijo que le prohibía hablar por teléfono con su suegra ya que ella esperaba que toda la atención de el hacia ella y hacia nadie mas. 

 

El muchacho por el miedo de perderla decidió hacerle caso y aunque amaba profundamente a su mama y su mama igualmente lo adoraba, no volvió a llamarla por teléfono. Un día la mama de el muchacho se enfermo y a la casa de el muchacho que vivía con esta mujer de alma dura, llego una carta diciendo que la mama había sufrido de un ataque cardiaco y que solicitaba que su hijo la visitara. 

 

El hijo que aun amaba mucho a su madre, pero que estaba totalmente transtornado por la mujer, no hizo caso a la carta y decidió no visitar a su madre. 

 

Dos días mas tarde llego otra carta de la madre suplicándole al hijo que la visitara, que sabia que le quedaban pocos días y que su último deseo en su vida era ver a su hijo una vez más, y que su amor por el era tan profundo que le perdonaba como la había abandonado todo ese tiempo. 

 

Con lagrimas el muchacho leyó la carta de su madre y confrontando a la mujer le dijo que el quería ir a visitar a su madre que había sufrido de aquel ataque de corazón. La mujer que era el mismísimo diablo y muy manipuladora le dijo que solamente le permitiría ir a visitar a su madre si le entregaba a su madre el  cofre de oro que ella tenía. Y sin decirle nada al muchacho colocó en el cofre un encantamiento que se haría efectivo cuando el hombre abriera el cofre

 

El muchacho, totalmente embrujado, por tan bella y demoniaca mujer, salió hacia la casa de su madre con el cofre y entrando en la casa vio que su madre aun viva lo estaba esperando. Después de abrazarlo y besarlo, le dijo que no importaba que no la hubiera visitado o llamada anteriormente, que ella era su madre y que el corazón de una madre era tan grande que jamás lo dejaría de amar. 

 

El muchacho totalmente arrepentido de cómo había abandonado a su madre por aquella mujer le pidió disculpas a su madre y recordando el cofre de oro, se lo entrego como un regalo. La madre lo abrió y de el salió un encantamiento que convertía a aquel muchacho en un ser irracional y le obligaba a con un cuchillo sacar el corazón de la madre y colocarlo aun latiendo en el cofre de oro para luego llevárselo a aquel demonio. 

 

El muchacho tomado por el encantamiento de aquel demonio malvado que era su mujer, tomo un cuchillo y retiro el corazón de su madre aun palpitante y después de colocarlo en el cofre se dio vuelta y corriendo salió de aquella casa calle abajo y tan rápido iba corriendo que se tropezó con una piedra y se fue al piso dejando caer el cofre con el corazón aun palpitante de su madre

 

Y allí en el suelo, oyó como de el cofre, claramente se oía salir la voz de su madre que le preguntaba con todo la dulzura  que solo una madre puede ofrecer. 

Hijo mío te has hecho daño déjame te ayudo a pararte.