Había una vez...Un cuento, un mito y una leyenda

Geometría

October 13, 2019 Juan Betancur Season 1 Episode 52
Había una vez...Un cuento, un mito y una leyenda
Geometría
Chapters
Había una vez...Un cuento, un mito y una leyenda
Geometría
Oct 13, 2019 Season 1 Episode 52
Juan Betancur

Había una vez un estudiante de universidad llamado Henry. Aquella noche Henry se encontraba estudiando y mirando el reloj noto que este marcaba las 2 de la mañana y desesperado se rindió ante lo evidente. Cuanto más estudiaba Geometría, menos la comprendía. Aterrorizado cerro el libro y vio lo inevitable. Seguramente perdería el examen de la mañana siguiente y habiendo perdido los anteriores 2 exámenes perdería la materia para el semestre y seguramente lo echarían de la universidad. 

 

Todo indicaba que solamente un milagro podría salvarlo. Súbitamente la idea del milagro llego a su mente y levantando su cabeza de su mesa de estudio pensó. Un milagro, porque no?. Desde niño se había interesado por la magia y por años había leído todo tipo de libros sobre magia blanca y magia negra. Recordaba que en uno de sus libros había claras instrucciones de cómo invocar a los demonios y someterlos a sus voluntad. 

 

Henry aun tenia ese libro en su biblioteca y decidió probar. Su futuro universitario dependía de poder ejecutar este conjuro mágico y si bien nunca había probado algo así, pues estaba dispuesto a hacerlo ahora. Era ahora o nunca

 

Bajo de la estantería de su biblioteca el libro de magia negra y comenzó a pasar las hojas hasta encontrar el capitulo de conjuros para invocar los demonios y obligarlos a hacer lo que el quisiera. 

 

El conjuro tenia algunos sencillos pasos y después de leerlos se dijo a si mismo

 

Realmente lo puedo hacer. Tengo que decir estas formulas mágicas mientras me encuentre dentro de un pentágono dibujado con tiza blanca en el suelo, cuando llegue el demonio no podrá hacerme nada porque no podrá cruzar el pentágono protector y yo tendré el poder de obligarlo a que durante la noche me explique paso a paso los elementos que necesito para el examen de mañana. No puede ser más simple.

 

Acto seguido, Henry despego la sala de los muebles corriéndolos todos contra las paredes de su dormitorio  y luego tomando una tiza de color blanco dibujo el pentágono protector y parándose en el centro de él repitió con vos solemne el conjuro que invocaba al demonio. 

 

Cuando el demonio, un ser horrible con cachos y cola y una boca que destilaba una especie de saliva sanguilorienta,   se presentó ante el con ademanes amenazantes (ya que a los demonios no les gusta ser invocados a la tierra) , Henry sintió que aquel demonio lo miraba con ansias de devorarlo pero igualmente se sentía protegido por estar en el centro de la figura trazada con tiza blanca. 

 

Y respirando profundamente le dijo al demonio

 

Te he invocado para que durante toda la noche me sirvas de tutor en mi estudio para el examen de mañana ya que realmente soy un inútil en geometría.

 

- y a quien se los dices - replicó el demonio mientras burlonamente se devoraba a Henry  después de haber cruzado uno de los seis lados del supuesto pentágono que el idiota había dibujado en su habitacion.

 

Show Notes

Había una vez un estudiante de universidad llamado Henry. Aquella noche Henry se encontraba estudiando y mirando el reloj noto que este marcaba las 2 de la mañana y desesperado se rindió ante lo evidente. Cuanto más estudiaba Geometría, menos la comprendía. Aterrorizado cerro el libro y vio lo inevitable. Seguramente perdería el examen de la mañana siguiente y habiendo perdido los anteriores 2 exámenes perdería la materia para el semestre y seguramente lo echarían de la universidad. 

 

Todo indicaba que solamente un milagro podría salvarlo. Súbitamente la idea del milagro llego a su mente y levantando su cabeza de su mesa de estudio pensó. Un milagro, porque no?. Desde niño se había interesado por la magia y por años había leído todo tipo de libros sobre magia blanca y magia negra. Recordaba que en uno de sus libros había claras instrucciones de cómo invocar a los demonios y someterlos a sus voluntad. 

 

Henry aun tenia ese libro en su biblioteca y decidió probar. Su futuro universitario dependía de poder ejecutar este conjuro mágico y si bien nunca había probado algo así, pues estaba dispuesto a hacerlo ahora. Era ahora o nunca

 

Bajo de la estantería de su biblioteca el libro de magia negra y comenzó a pasar las hojas hasta encontrar el capitulo de conjuros para invocar los demonios y obligarlos a hacer lo que el quisiera. 

 

El conjuro tenia algunos sencillos pasos y después de leerlos se dijo a si mismo

 

Realmente lo puedo hacer. Tengo que decir estas formulas mágicas mientras me encuentre dentro de un pentágono dibujado con tiza blanca en el suelo, cuando llegue el demonio no podrá hacerme nada porque no podrá cruzar el pentágono protector y yo tendré el poder de obligarlo a que durante la noche me explique paso a paso los elementos que necesito para el examen de mañana. No puede ser más simple.

 

Acto seguido, Henry despego la sala de los muebles corriéndolos todos contra las paredes de su dormitorio  y luego tomando una tiza de color blanco dibujo el pentágono protector y parándose en el centro de él repitió con vos solemne el conjuro que invocaba al demonio. 

 

Cuando el demonio, un ser horrible con cachos y cola y una boca que destilaba una especie de saliva sanguilorienta,   se presentó ante el con ademanes amenazantes (ya que a los demonios no les gusta ser invocados a la tierra) , Henry sintió que aquel demonio lo miraba con ansias de devorarlo pero igualmente se sentía protegido por estar en el centro de la figura trazada con tiza blanca. 

 

Y respirando profundamente le dijo al demonio

 

Te he invocado para que durante toda la noche me sirvas de tutor en mi estudio para el examen de mañana ya que realmente soy un inútil en geometría.

 

- y a quien se los dices - replicó el demonio mientras burlonamente se devoraba a Henry  después de haber cruzado uno de los seis lados del supuesto pentágono que el idiota había dibujado en su habitacion.