Había una vez...Un cuento, un mito y una leyenda

Tobias y las calabazas (Infantil)

October 20, 2019 Juan Betancur Season 1 Episode 59
Había una vez...Un cuento, un mito y una leyenda
Tobias y las calabazas (Infantil)
Chapters
Había una vez...Un cuento, un mito y una leyenda
Tobias y las calabazas (Infantil)
Oct 20, 2019 Season 1 Episode 59
Juan Betancur

Habia una vez un granjero que se llamaba tobias. Tobias era un cultivador de calabazas y todo los años recogia las calabazas que sembraba para ir a venderlas al mercado antes de Halloween porque muchos niños las llevaban para hacer linternas que ponían en la noche de halloween

 

Tobias cuidaba con mucho cariño  sus calabazas y todos los días salía a limpiarlas y si las calabaza necesitaban agua las regaba. Tobias veía como sus calabazas crecían y crecían en su huerto que quedaba al lado de su casa en la pradera y junto a un gran bosque. 

 

Un día tobias se  levanto y como todas las mananas después de desayunar salió al campo de calabazas y para su sorpresa vio como todas las calabazas se habían desaparecido. 

 

Tobias salió corriendo hasta la mitad del campo de calabazas y vio que efectivamente no había ninguna calabaza. Asombrado busco debajo de la tierra para ver si ellas se habían escondido por el frio de la noche y no pudo encontrar ni una sola de ellas. 

 

De pronto oyo una voz que venia del bosque que se encontraba al lado del campo de calabazas

 

La voz le dijo

 

Tobias. Se que estas buscando tus calabazas. Yo soy el el gran calabacín   y  me he robado tus calabazas y nunca las podrás encontrar Jajaja

 

Tobias que era muy valiente se dirigió hacia el bosque decidido a encontrar sus calabazas para llevarlas al mercado ya que muchos niños del pueblo las estaban esperando. 

 

Cuando llego al borde de bosque vio como había unas hojas de calabaza que se habían caído cuando el gran calabacín    se estaba llevando sus calabazas. Con gran resolución decidió seguir el rastro de hojas bosque adentro

 

De pronto después de recorrer algunos metros en el bosque oscuro vió como había una gran agujero y alrededor de dicho agujero había una gran cantidad de hojas de calabaza y comprendió que  la gran calabaza se había llevado las calabaza por ese agujero y tomando unas lianas que encontró cerca, las amarro a un árbol y luego haciendo una antorcha con unos pedazos de ramas de árbol secas comenzó a bajar por el oscuro agujero. 

 

Despues de interminables minutos llego al fondo del agujero y vio había un túnel  debajo del bosque. Como tobias no le tenia miedo a nada comenzó a recorrer el túnel ayudado por su antorcha. 

 

Despues de algunos minutos llego al final del túnel y encontró una puerta de metal que tenia una figura de un ser con cuerpo de hombre pero con cabeza de calabaza. Y en la puerta se leia un mensaje que decía. No molestar

 

No molestar….penso Tobias, Pues claro que yo voy a molestar… Si me robaron mis calabazas yo vengo a recuperarlas.

 

Y con toda su fuerza  empujo la puerta hasta que esta empezó a abrirse y por la endidura que se abrió se asomo y vio que había una gran caverna y que en el centro de ella había un gran trono y que sobre el trono estaba el ser que estaba pintado en la puerta. Y a su alrededor cientos de calabazas que se movían.

 

De pronto Tobias oyo una voz que venia de la caverna… Quien esta ahí. Quien se ha atrevido a irrumpir en mi templo. 

 

Y Tobias que no le tenia miedo a nada, empujo la puerta y de un salto se metió en la cueva que se encontraba iluminada por decenas de luces que provenían de las calabazas  y vio como cada una de esas luces era una linterna como las que hacen los niños con las calabazas  para Halloween.  Pero estas linternas calabazas estaba vivas y todas se volteron a mirar a Tobias con sus caras amenazantes.

 

Pero Tobias no tenia miedo y con voz decidida dijo. 

 

Soy yo Tobias y vengo a reclamar mis calabazas. Porque las he cuidado mucho durante todo el año y sin ellas los niños del pueblo no po

Show Notes

Habia una vez un granjero que se llamaba tobias. Tobias era un cultivador de calabazas y todo los años recogia las calabazas que sembraba para ir a venderlas al mercado antes de Halloween porque muchos niños las llevaban para hacer linternas que ponían en la noche de halloween

 

Tobias cuidaba con mucho cariño  sus calabazas y todos los días salía a limpiarlas y si las calabaza necesitaban agua las regaba. Tobias veía como sus calabazas crecían y crecían en su huerto que quedaba al lado de su casa en la pradera y junto a un gran bosque. 

 

Un día tobias se  levanto y como todas las mananas después de desayunar salió al campo de calabazas y para su sorpresa vio como todas las calabazas se habían desaparecido. 

 

Tobias salió corriendo hasta la mitad del campo de calabazas y vio que efectivamente no había ninguna calabaza. Asombrado busco debajo de la tierra para ver si ellas se habían escondido por el frio de la noche y no pudo encontrar ni una sola de ellas. 

 

De pronto oyo una voz que venia del bosque que se encontraba al lado del campo de calabazas

 

La voz le dijo

 

Tobias. Se que estas buscando tus calabazas. Yo soy el el gran calabacín   y  me he robado tus calabazas y nunca las podrás encontrar Jajaja

 

Tobias que era muy valiente se dirigió hacia el bosque decidido a encontrar sus calabazas para llevarlas al mercado ya que muchos niños del pueblo las estaban esperando. 

 

Cuando llego al borde de bosque vio como había unas hojas de calabaza que se habían caído cuando el gran calabacín    se estaba llevando sus calabazas. Con gran resolución decidió seguir el rastro de hojas bosque adentro

 

De pronto después de recorrer algunos metros en el bosque oscuro vió como había una gran agujero y alrededor de dicho agujero había una gran cantidad de hojas de calabaza y comprendió que  la gran calabaza se había llevado las calabaza por ese agujero y tomando unas lianas que encontró cerca, las amarro a un árbol y luego haciendo una antorcha con unos pedazos de ramas de árbol secas comenzó a bajar por el oscuro agujero. 

 

Despues de interminables minutos llego al fondo del agujero y vio había un túnel  debajo del bosque. Como tobias no le tenia miedo a nada comenzó a recorrer el túnel ayudado por su antorcha. 

 

Despues de algunos minutos llego al final del túnel y encontró una puerta de metal que tenia una figura de un ser con cuerpo de hombre pero con cabeza de calabaza. Y en la puerta se leia un mensaje que decía. No molestar

 

No molestar….penso Tobias, Pues claro que yo voy a molestar… Si me robaron mis calabazas yo vengo a recuperarlas.

 

Y con toda su fuerza  empujo la puerta hasta que esta empezó a abrirse y por la endidura que se abrió se asomo y vio que había una gran caverna y que en el centro de ella había un gran trono y que sobre el trono estaba el ser que estaba pintado en la puerta. Y a su alrededor cientos de calabazas que se movían.

 

De pronto Tobias oyo una voz que venia de la caverna… Quien esta ahí. Quien se ha atrevido a irrumpir en mi templo. 

 

Y Tobias que no le tenia miedo a nada, empujo la puerta y de un salto se metió en la cueva que se encontraba iluminada por decenas de luces que provenían de las calabazas  y vio como cada una de esas luces era una linterna como las que hacen los niños con las calabazas  para Halloween.  Pero estas linternas calabazas estaba vivas y todas se volteron a mirar a Tobias con sus caras amenazantes.

 

Pero Tobias no tenia miedo y con voz decidida dijo. 

 

Soy yo Tobias y vengo a reclamar mis calabazas. Porque las he cuidado mucho durante todo el año y sin ellas los niños del pueblo no po