Había una vez...Un cuento, un mito y una leyenda

El traidor

October 22, 2019 Juan Betancur Season 1 Episode 61
Había una vez...Un cuento, un mito y una leyenda
El traidor
Chapters
Había una vez...Un cuento, un mito y una leyenda
El traidor
Oct 22, 2019 Season 1 Episode 61
Juan Betancur

Habia una vez un maestro que se reunía con todos sus discípulos un jueves por la noche en lo que luego se llamaría la última cena. El maestro que tenía un especial afecto por todos y cada uno de sus cercanos seguidores y amigos se sentía un poco triste porque sabía que aquella era la última oportunidad que los vería a todos reunidos. 

 

Una vez les habían servido la comida y el vino el maestro los miro a todos una última vez tratando de grabar sus expresiones mientras comían con el. 

 

De pronto uno de sus discípulos le dijo.

 

Todos te aman oh Maestro.

 

Y el maestro respondió con una mirada dulce y una voz grave. 

 

Todos No. Todos no. Conozco a alguien entre ustedes que esta carcomido por la envidia y ciertamente a la primera oportunidad que se le presente me venderá por treinta monedas. Pero se que el esta destinado a entregarme a los romanos. 

 

Los discípulos se miraron entre sí incrédulos por lo que acababan de oir y uno de ellos levantando la voz dijo. 

 

Maestro yo se a quien aludes. Y te dire que el también me hablo mal de ti cuando hacíamos el camino de galilea a jerusalen. 

 

Otro de los discípulos al oir esto, se atrevió igualmente y levantándose de la mesa dijo. 

 

A mi también me lo ha dicho, cuando estábamos repartiendo los panes y los peces me hablo mal de ti con envidia. 

 

 

 

Y otro se levanto y dijo que le había hablado mal cuando curaba los ciegos y otro dijo que  cuando había resucitado a lazaro le había hablado mal con ciega ira y envidia. 

Despues el resto de los apósteles excepto uno que se quedo cayado y sentado en la mesa se manifestaron contando como uno de ellos le había hablado mal de el maestro. 

El primero que había denunciado al traidor que hablaba mal del maestro dijo. 

Todos estamos en contra de este comportamiento y para probarte que solo uno de nosotros es un traidor, todos gritaremos el nombre de quien nos ha hablado mal de ti al unísono. 

Así que a la cuenta de tres, decid el nombre de este que ha traicionado la confianza del maestro

Y a la cuenta de tres. Todos y cada uno de ellos, excepto el que se permaneció callado y sentado grito el nombre de quien había hablado mal del maestro

Y las paredes de aquel recinto temblaron cuando oyeron como los 11 discípulos gritaban a voz tendida el nombre de once discípulos diferentes. Uno diferente por cada uno de los discipulos. 

Mientras el hombre que nunca se levanto de su silla y que permaneció cayado cavilando en sus decisiones y sus percepciones sobre el maestro y los discipulos, finalmente se levanto de su silla y, libre de remordimientos, Salió a la calle en dirección a la guarnición romana mas cercana donde poder consumar su traición. 

Show Notes

Habia una vez un maestro que se reunía con todos sus discípulos un jueves por la noche en lo que luego se llamaría la última cena. El maestro que tenía un especial afecto por todos y cada uno de sus cercanos seguidores y amigos se sentía un poco triste porque sabía que aquella era la última oportunidad que los vería a todos reunidos. 

 

Una vez les habían servido la comida y el vino el maestro los miro a todos una última vez tratando de grabar sus expresiones mientras comían con el. 

 

De pronto uno de sus discípulos le dijo.

 

Todos te aman oh Maestro.

 

Y el maestro respondió con una mirada dulce y una voz grave. 

 

Todos No. Todos no. Conozco a alguien entre ustedes que esta carcomido por la envidia y ciertamente a la primera oportunidad que se le presente me venderá por treinta monedas. Pero se que el esta destinado a entregarme a los romanos. 

 

Los discípulos se miraron entre sí incrédulos por lo que acababan de oir y uno de ellos levantando la voz dijo. 

 

Maestro yo se a quien aludes. Y te dire que el también me hablo mal de ti cuando hacíamos el camino de galilea a jerusalen. 

 

Otro de los discípulos al oir esto, se atrevió igualmente y levantándose de la mesa dijo. 

 

A mi también me lo ha dicho, cuando estábamos repartiendo los panes y los peces me hablo mal de ti con envidia. 

 

 

 

Y otro se levanto y dijo que le había hablado mal cuando curaba los ciegos y otro dijo que  cuando había resucitado a lazaro le había hablado mal con ciega ira y envidia. 

Despues el resto de los apósteles excepto uno que se quedo cayado y sentado en la mesa se manifestaron contando como uno de ellos le había hablado mal de el maestro. 

El primero que había denunciado al traidor que hablaba mal del maestro dijo. 

Todos estamos en contra de este comportamiento y para probarte que solo uno de nosotros es un traidor, todos gritaremos el nombre de quien nos ha hablado mal de ti al unísono. 

Así que a la cuenta de tres, decid el nombre de este que ha traicionado la confianza del maestro

Y a la cuenta de tres. Todos y cada uno de ellos, excepto el que se permaneció callado y sentado grito el nombre de quien había hablado mal del maestro

Y las paredes de aquel recinto temblaron cuando oyeron como los 11 discípulos gritaban a voz tendida el nombre de once discípulos diferentes. Uno diferente por cada uno de los discipulos. 

Mientras el hombre que nunca se levanto de su silla y que permaneció cayado cavilando en sus decisiones y sus percepciones sobre el maestro y los discipulos, finalmente se levanto de su silla y, libre de remordimientos, Salió a la calle en dirección a la guarnición romana mas cercana donde poder consumar su traición.