Había una vez...Un cuento, un mito y una leyenda

La pata de la Grulla

October 26, 2019 Juan Betancur Season 1 Episode 65
Había una vez...Un cuento, un mito y una leyenda
La pata de la Grulla
Chapters
Había una vez...Un cuento, un mito y una leyenda
La pata de la Grulla
Oct 26, 2019 Season 1 Episode 65
Juan Betancur

había una vez un tiempo en que los hombres no sabían que las aves se podían comer. En esa época los hombres solamente comían vegetales y animales que tuvieran cuatro patas. Los hombres veian que las aves volaban y algunas veces se posaban en la tierra pero siempre tenían la idea que su carne debía saber terrible. 

Un día un hombre que había salido a cazar en las praderas de la tierra que hoy conocemos como Birmania se perdió y después de recorrer un tiempo se encontró una gallina silvestre. La gallina  que claramente tenia dos patas era un ave y el hombre recordó que dichos animales no se podían comer y obviamente cazar. 

 

Sin embargo, después de estar varios días deambulando por el bosque perdido, el hombre en su desesperación por el hambre encontró que la única oportunidad que tenía de seguir vivo era cazando o comiendo aquel animal. Con su flecha mato la gallina y haciendo un fuego en el bosque cocino el animal, luego se la comió y encontró que tenía un gran sabor. 

Siguio caminando después de aquel suculento banquete y al salir del bosque pudo regresar a su aldea y allí le conto a todos que había tenido que comerse un ave y que tenían un gran sabor. Y a partir de ese momento los hombres salieron a cazar aves. 

 

La noticia llego a la grulla y ella que era un ave enorme sabía que a partir de ese momento los hombres tratarían de cazarla. Así que un día la grulla  se encontraba cazando pequeñas lagartijas y ranas en un campo vecino, las ranas  cuando veían a la grulla venir salían corriendo y esta salía corriendo detrás de ellas con sus bellas y largas patas. Pues ese día un cazador estaba por allí cerca y vio como la grulla corría por el campo detrás de las ranas y vio la oportunidad de hacerse con un bello ejemplar para la comida. 

 

Acercándose lentamente por entre el pastizal, llego a estar a solo metros de la grulla y cuando preparaba el arco para disparar la mortal fecha, la grulla lo oyó y del susto subió una pata y la escondió y empezó a cantar

Soy la grulla zancuda, la de la pata larga quien me tome en sus brazos morirá antes del alba.

El hombre que vio que el animal tenia solamente una pata y que le advertia de que moriría si lo cazaba, se asusto mucho y se retiro. 

 

El ave que se dio cuenta que había engañado al cazador con la estratagema de esconder una pata voló de nuevo y se perdió en el bosque. 

Llegando al bosque se reunió con las otras grulla y les conto lo que había sucedido y entre ellas tomaron la decisión que para evitar que las cazaran siempre esconderían una pata 

 

Y cuentan los que cuentan que desde esa época las grullas esconden una pata cuando sienten que hay un hombre cerca. 

Show Notes

había una vez un tiempo en que los hombres no sabían que las aves se podían comer. En esa época los hombres solamente comían vegetales y animales que tuvieran cuatro patas. Los hombres veian que las aves volaban y algunas veces se posaban en la tierra pero siempre tenían la idea que su carne debía saber terrible. 

Un día un hombre que había salido a cazar en las praderas de la tierra que hoy conocemos como Birmania se perdió y después de recorrer un tiempo se encontró una gallina silvestre. La gallina  que claramente tenia dos patas era un ave y el hombre recordó que dichos animales no se podían comer y obviamente cazar. 

 

Sin embargo, después de estar varios días deambulando por el bosque perdido, el hombre en su desesperación por el hambre encontró que la única oportunidad que tenía de seguir vivo era cazando o comiendo aquel animal. Con su flecha mato la gallina y haciendo un fuego en el bosque cocino el animal, luego se la comió y encontró que tenía un gran sabor. 

Siguio caminando después de aquel suculento banquete y al salir del bosque pudo regresar a su aldea y allí le conto a todos que había tenido que comerse un ave y que tenían un gran sabor. Y a partir de ese momento los hombres salieron a cazar aves. 

 

La noticia llego a la grulla y ella que era un ave enorme sabía que a partir de ese momento los hombres tratarían de cazarla. Así que un día la grulla  se encontraba cazando pequeñas lagartijas y ranas en un campo vecino, las ranas  cuando veían a la grulla venir salían corriendo y esta salía corriendo detrás de ellas con sus bellas y largas patas. Pues ese día un cazador estaba por allí cerca y vio como la grulla corría por el campo detrás de las ranas y vio la oportunidad de hacerse con un bello ejemplar para la comida. 

 

Acercándose lentamente por entre el pastizal, llego a estar a solo metros de la grulla y cuando preparaba el arco para disparar la mortal fecha, la grulla lo oyó y del susto subió una pata y la escondió y empezó a cantar

Soy la grulla zancuda, la de la pata larga quien me tome en sus brazos morirá antes del alba.

El hombre que vio que el animal tenia solamente una pata y que le advertia de que moriría si lo cazaba, se asusto mucho y se retiro. 

 

El ave que se dio cuenta que había engañado al cazador con la estratagema de esconder una pata voló de nuevo y se perdió en el bosque. 

Llegando al bosque se reunió con las otras grulla y les conto lo que había sucedido y entre ellas tomaron la decisión que para evitar que las cazaran siempre esconderían una pata 

 

Y cuentan los que cuentan que desde esa época las grullas esconden una pata cuando sienten que hay un hombre cerca.