Había una vez...Un cuento, un mito y una leyenda

El rey del reino vegetal

November 04, 2019 Juan Betancur Season 1 Episode 74
Había una vez...Un cuento, un mito y una leyenda
El rey del reino vegetal
Chapters
Había una vez...Un cuento, un mito y una leyenda
El rey del reino vegetal
Nov 04, 2019 Season 1 Episode 74
Juan Betancur

Había una vez…una reunión citada con urgencia entre las plantas y los arboles. Durante muchos años las plantas y los arboles habían estado creciendo y multiplicándose sin ningún orden y entre ellas se dieron cuenta que era necesario que existiera el rey de las plantas. 

 

Una vez reunidas se paso a leer el orden del día con la ayuda del papiro que era reconocido por su versatilidad para llevar registro de todo lo que sucedía. El papiro leyó el acta de reunión diciendo 

 

Nos encontramos aquí reunidos para enfrentar una de las más difíciles tareas que nuestra comunidad puede afrontar. Debemos identificar y nombrar un rey entre nosotros. Un líder al que le depositemos toda la confianza para que nos lleve adelante por los próximos años. Un líder que sepa como gobernar. 

 

Inmediatamente las plantas  y los arboles se pusieron a discutir quien podría ser ese rey. El primero que se identifico era el árbol del olivo. Este árbol era reconocido por su sabiduría y por poder vivir muchos  y muchos años. Su tronco retorcido le permitía escapar a las más diversas circunstancias y a acomodarse a los vientos cambiantes del tiempo. Una vez presentada su candidatura el Olivo con vos parcimoniosa y profunda rechazo el honor ya que la producción de olivos  era su principal misión en la vida y millones de seres requerían de este producto. Definitivamente no acepto porque tenía que dedicar su vida a producir los olivos que servían de alimento a otros y a la producción de aceite de oliva tan importante en la dieta de millones de personas. 

 

Acto seguido se pensó en nombrar rey al viñedo, que era un miembro importante de la comunidad de plantas y arboles. Su presencia en muchas partes hacia de él un gran conocedor de las necesidades de sus hermanos del reino vegetal. Cuando fue leida su candidatura, el viñedo mismo se planto ante sus hermanos y les explico que igual que su fiel compañero el olivo el estaba encargado de producir las uvas que alimentaban gran parte de la población y el vino que daba alivio a millones de personas. El viñedo no tenía tiempo para dedicarse a los menester de gobernar.

 

Posteriormente siguieron con el árbol del abedul por su belleza y el poder curativo de sus hojas y tallos. Obviamente el abedul se sintió honrado por la oferta pero la declinó explicando que no podía aceptar ser rey porque de él dependía muchos remedios caseros que era usado por la población mundial y de dedicarse a gobernar lo llevaría a abandonar su propósito curativo. 

 

De pronto una planta  gritó de entre la multitud. Yo propongo que el cardo sea nombrado rey de las plantas y los arboles. 

 

El cardo !!!!. Dijo el papiro…Si todos sabemos que el cardo es un ser inútil y arrogante .  De todos es conocido  que con su pomposa vestimenta morada le encanta  pavonearse  por los campos , que no sirve para nada, que lo único que produce son espinas y que su único objetivo en la vida es hacer daño. Como es posible que se proponga como un rey entre nosotros

 

A lo que la planta que había gritado el nombre de el cardo respondio

 

Precisamente  las características de un rey .

 

Y todas las plantas y arboles comprendieron el mensaje y de forma unánime aclamaron como rey de las plantas y los arboles a su majestad el cardo. 

Show Notes

Había una vez…una reunión citada con urgencia entre las plantas y los arboles. Durante muchos años las plantas y los arboles habían estado creciendo y multiplicándose sin ningún orden y entre ellas se dieron cuenta que era necesario que existiera el rey de las plantas. 

 

Una vez reunidas se paso a leer el orden del día con la ayuda del papiro que era reconocido por su versatilidad para llevar registro de todo lo que sucedía. El papiro leyó el acta de reunión diciendo 

 

Nos encontramos aquí reunidos para enfrentar una de las más difíciles tareas que nuestra comunidad puede afrontar. Debemos identificar y nombrar un rey entre nosotros. Un líder al que le depositemos toda la confianza para que nos lleve adelante por los próximos años. Un líder que sepa como gobernar. 

 

Inmediatamente las plantas  y los arboles se pusieron a discutir quien podría ser ese rey. El primero que se identifico era el árbol del olivo. Este árbol era reconocido por su sabiduría y por poder vivir muchos  y muchos años. Su tronco retorcido le permitía escapar a las más diversas circunstancias y a acomodarse a los vientos cambiantes del tiempo. Una vez presentada su candidatura el Olivo con vos parcimoniosa y profunda rechazo el honor ya que la producción de olivos  era su principal misión en la vida y millones de seres requerían de este producto. Definitivamente no acepto porque tenía que dedicar su vida a producir los olivos que servían de alimento a otros y a la producción de aceite de oliva tan importante en la dieta de millones de personas. 

 

Acto seguido se pensó en nombrar rey al viñedo, que era un miembro importante de la comunidad de plantas y arboles. Su presencia en muchas partes hacia de él un gran conocedor de las necesidades de sus hermanos del reino vegetal. Cuando fue leida su candidatura, el viñedo mismo se planto ante sus hermanos y les explico que igual que su fiel compañero el olivo el estaba encargado de producir las uvas que alimentaban gran parte de la población y el vino que daba alivio a millones de personas. El viñedo no tenía tiempo para dedicarse a los menester de gobernar.

 

Posteriormente siguieron con el árbol del abedul por su belleza y el poder curativo de sus hojas y tallos. Obviamente el abedul se sintió honrado por la oferta pero la declinó explicando que no podía aceptar ser rey porque de él dependía muchos remedios caseros que era usado por la población mundial y de dedicarse a gobernar lo llevaría a abandonar su propósito curativo. 

 

De pronto una planta  gritó de entre la multitud. Yo propongo que el cardo sea nombrado rey de las plantas y los arboles. 

 

El cardo !!!!. Dijo el papiro…Si todos sabemos que el cardo es un ser inútil y arrogante .  De todos es conocido  que con su pomposa vestimenta morada le encanta  pavonearse  por los campos , que no sirve para nada, que lo único que produce son espinas y que su único objetivo en la vida es hacer daño. Como es posible que se proponga como un rey entre nosotros

 

A lo que la planta que había gritado el nombre de el cardo respondio

 

Precisamente  las características de un rey .

 

Y todas las plantas y arboles comprendieron el mensaje y de forma unánime aclamaron como rey de las plantas y los arboles a su majestad el cardo.